martes, 9 de julio de 2013

Dia 1 - La ilusión vence al cansancio

Empezamos el dia a las 5 de la mañana en Barajas con Curro Jimenez para alegrarnos.



Al llegar del aeropuerto nos lanzamos a la aventura, dejamos las maletas y ea, a caminar. Ha sido el día que más hemos aprovechado y por supuesto hemos decidido no verlo todo, es imposible verlo todo, así de claro, nosotros sacrificamos el barrio del Trastevere.

Comenzamos por la Plaza de la República, una plaza sin mas, la fuente central no se podía ver bien, pero en esa plaza estaban las Termas de Diocleciano a las cuales dijimos “hola” tras las verjas,  por primera vez experimentamos esa sensación de abandono con los mosaicos cubiertos por cartones que tenían mierda del año que les pidieras lo cual hacía pensar que no se tocaban en meses.






Tambien esta la Iglesia de Santa Maria Delli Angeli (siento si algunos nombres los escribo mal, pero en cada guía los escriben de una manera). Esta iglesia tiene normas a cerca de la vestimenta, nos reíamos por que mi madre llevaba un pantalón corto y a pesar de que se tapó por arriba el hombre extendió las manos como intentando tapar las rodillas con la imaginación, pero no la hizo ponerse nada extra, al menos valoró nuestro esfuerzo de estar presentables xDDDD

Esta iglesia me encantó, esta construida en parte de las Termas mencionadas antes y tiene un precioso calendario solar en el suelo. No me voy a enrrollar con las iglesias por que si no, no acabo xD.





Seguimos viendo de lejos la que yo creo que es San Carlo Alle 4 Fontane, pero no estoy segura, si alguien me lo sabría decir, se lo agradecería.



La Fontana de Trevi me encantó y me decepcionó a partes iguales. Es una plaza muy pequeña para una fuente tan grande, pero supongo que es parte de su encanto: vas andando por callejuelas y de repente *plaf* megafuente. Había muchísima gente, era complicado sacarle una foto decente y por supuesto tiramos moneditas, yo tiré dos, una por mi y otra por Seguchí *__* . Y habia más gente que en las rebajas.




La columna de Marco Aurelio la encontramos de coña de hecho fue la única columna que encontramos bien, pero no dejaban acercarse y en las fotos no se aprecia bien, asi que nada.



Despues fuimos a San Ignacio de Loyola, la cúpula que veis más abajo es de mentira ¡Esta pintada! Daba todo el pego ^^





El Panteon era uno de los lugares que más me apetecía ver, sin duda es una absoluta maravilla, no te haces idea de lo grande que es hasta que lo tienes delante. Más adelante veréis que nos llovió varios días, pero fuimos incapaces de llegar hasta el Panteon para ver llover a través del Óculo.



Este obelisco de Ramses II estaba en frente del Panteon ^^




El obelisco del Elefante es uno de los muchos que hay repartidos por la ciudad, me pareció monísimo.


Santa Maria Sopra de Minerva era uno de los sitios a los que deseaba ir y es que me encanta Miguel Angel, no puedo evitarlo así que ibamos buscando cualquier vestigio xDDDD y aquí está el Cristo de Miguel Angel, como siempre, al pobre le andaban censurando y tras acabarlo le hicieron cubrir sus partes nobles con bronce XD






Las mayores decepciones en mi viaje vinieron por parte de los restos arqueológicos como el Area Sacra. Este lugar esta abandonado, malas hierbas por todos lados, maquinaria y cosas tiradas por ahí, todo olía a meados que te cagas, los cristales tenían mucha mierda, pintadas, roturas…. Parece que los propios romanos no se dan cuenta de que se están cargando su propio sustento ya que esta ciudad sin el turismo no es nada.



Con la tontería son 24 fotos y no son todas las que tengo ni mucho menos xD a lo largo del viaje (y sin criba, saqué como 1300 fotos), así que seguiremos mañana con el dia 2!!

1 comentario:

  1. No sé si es san carlo alle quattro fontane, yo no llegué a verlo. De hecho hay varios lugares que tú viste y yo me perdí. Ese Cristo de Miguel Ángel es precioso. Yo creo que los italianos no se dan cuenta del valor de los vestigios romanos porque tienen demasiados, y están en todas partes. Han convivido siempre con ellos y cuando ves algo todos los días no lo aprecias como deberías. Pero cuando volví de Roma me di cuenta de que si los españoles somos vagos y pasotas, los italianos nos ganan por goleada.

    ResponderEliminar