miércoles, 9 de marzo de 2016

Diseños

Hay veces que tras tanto tiempo haciendo el mismo tipo de producto suelen dar ganas de hacer cosas diferentes. Haces dibujos, echas un ojo a los cientos de retales que tienes y comienzas a darle vueltas a una idea.

Siempre he sido muy temerosa de arriesgar, de invertir para no recuperar y al fin y al cabo puedes realizar una inversión que no recuperes, es una posibilidad que siempre está ahí. Con los trajes pueden ser pequeñas inversiones, pero siempre son inversiones que cuentan, que suman.

Llevo desde que comencé con el stock haciendo cuentas de cuanto me gasto en los trajes, hay que contabilizar todo, desde los automáticos de 0,02 centimos hasta las telas de 10 euros, calcular el area que has usado etc etc. Normalmente de ahí saco el coste de producto y como saco el precio final es otra historia xD.

Lo que en realidad vengo a contar es que la gente no se hace una idea de la cantidad de horas que lleva pensar un traje, pensar si tiene coherencia con lo que va a ser la colección y mi gran pregunta: ¿Gustará? Creo que todas mis dudas a la hora de plantear una colección se hacen desde el miedo de que no guste.

En todo este tiempo he aprendido que los complementos solos no gustan aunque está bien tener una pequeña muestra por si a alguien le apetece comprar algo puntual y he aprendido a que a la gente les gustan las cosas clásicas.

Sin embargo siento la necesidad de hacer algo nuevo, aunque siga trabajando viejas ideas. Todo esto me ha venido por que últimamente estoy comenzando a trabajar ideas de estilo Pastel Goth y es más dificil de lo que yo imaginaba en un principio. Si, tengo un traje acabado (1 de 4 o de 6) pero más allá de eso... xD Las ideas me cambian todos los días.

A veces pienso que eso molaría, a veces pienso que se aleja mucho del espíritu del movimiento. Ya he probado a juntar churras con merinas en el steampunk y no ha salido del todo bien.

(Especial mención a Saffron, la chica de Seguchi que estuvo de invitada en mi casa para esta sesión de fotos y al gorroneo extremo que hice ya que Seguchi me prestó desde zapatos hasta la peluca azul que lleva Mirka)




Aunque sinceramente yo no puedo decir que Géminis A y B sean malos trabajos, entiendo que he intentado juntar dos cosas que chocan. Sin embargo, como no creo que sean malos trabajos creo sinceramente que es cuestión de trabajar más en los diseños y hacerlo más steampunk. No lo doy por malo, sinceramente.

Pero en el tema del Pastel goth los diseños se alejan bastante del tono en el que suelo trabajar. La sudadera y los legguins están a la orden del día y no es algo que a mi me encante trabajar. Así que mi dilema ahora es ¿como llevo eso a mi terreno? Puede parecer una tontería pero cada estilo tiene un código (más o menos estricto), de colores, patrones y formas (no se me ocurre como explicarlo)

Un ejemplo es el steampunk, si te paras a pensar hay hasta gente que se ha hecho trajes de "bollywood" Steampunk, pero siempre se mantienen dos de esas tres cosas. Puede que alteres el código de colores tradicional (marrones y beiges) pero puedes conservar los patrones (victorianos en su mayoría) y las formas (gears, goggles, etc etc).


Un ejemplo: Lys VS Blue Gear



En el Pastel Goth digamos (todo esto es general) que los colores son azules, rosas y morados mezclados con negro, los patrones son sobre todo legguins, sudaderas y un corte urbano y las formas son las cruces, los esqueletos, los lazos y los estampados.





Ahora estoy tratando de llegar a diseños que cambiando uno de esos tres elementos y llevándolo a mi terreno sea reconocible como el estilo que pretendo emular. Parece más fácil de lo que en realidad es xD

Espero que os guste la chapa de hoy xD

2 comentarios:

  1. Están claras dos cosas: una que tus vestidos tienen un currazo de la leche, se ve a la legua que son una cosa maravillosa y súper compleja de construir. Y 2 que el mundo de la moda hace daño allá dónde se extrapole, ya sea en la vida real o en las muñecas profesionales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no todo el mundo aprecia el trabajo que hago (o que hace cualquier persona que se dedique a esto). Y en la segunda afirmación, es cierto, me refiero a que sea donde sea (si miras en cosplay esta lleno de víboras), allá donde te metas, a poco que rasques, sacas una cantidad de cosas que ni te imaginas.

      En el caso de la moda, todos nos creemos que somos únicos, especiales e inimitables y que nuestras ideas son igual de únicas, vemos fantasmas donde no los hay, en vez de ayudarnos parece que fuera una competición. Yo incluida, ha sido uno de mis grandes errores y me pesa mucho.

      Eliminar