jueves, 30 de junio de 2016

Bolita

Me he pesando si hacer o no esta entrada, pero me gustaría dejar constancia de algún modo del paso de esta experiencia por mi vida.

El sábado pasado yo estaba preparandome para irme a comer a casa de mi abuela (como todos los puñeteros sábados) cuando escuché algo. Un maullido. Mi cuarto da a un callejón sin salida y tras ese callejón hay una serie de patios. No es habitual que los gatos se dejen ver por esa zona por que no hay mucho sitio donde esconderse y estan plagados de niños jugando al balón por las tardes a parte de que en el callejón es habitual tener que sufrir los pitidos incesantes de los coches que se quedan encerrados por aparcar ahí.

Pero yo escuché un maullido. Mi madre, que estaba tendiendo se puso a buscar la fuente de ese maullidito y vimos a un gatito pequeño siendo perseguido y picoteado por dos urracas.



No podíamos dejarle ahí asi que armada de agua, chucherias y malta bajé para ganarme su confianza y ver que le sucedía. Bolita era un gato tan pequeño que se podía sentar en la caja de las chucherías, al ser tan pequeño no teníamos muy claro si era chico o chica, estaba tan asustado que bufaba y trataba de hacerme frente a mi, a las urracas y a lo que fuera. Como no podía quedarme con él, decidí llamar a la protectora de Shere Khan, para que me echaran un cable. Naturalmente su responsable debía estar trabajando o algo, y me dijo que me llamaría más tarde.



Cuando mi madre lo vio no tuvo corazón de dejarle en la calle, igual que yo. Nuestra intención era quedárnoslo hasta que la chica pudiera llamarnos y hacerse cargo del bichín. Aún sigo esperando esa llamada.

Como se nos hizo tarde y no teníamos ni idea de dónde había un veterinario de guardia, decidimos esperar, el gatete parecía sano, hambriento pero sano, le limpiamos con un paño húmedo y decidimos esperar hasta el lunes.

Bolita, que asi es como le llamamos, era lactante, segun creíamos. Gracias a la ayuda de Seguchi, Kao Chan, Kiriel y Elanor Potter pude hacerme una idea de los cuidados que iba a necesitar. Esperamos toda la tarde para ver si nos devolvían la llamada, y cuando nos quedó claro que eso no iba a pasar, conté mi caso a otra protectora, los cuales me respondieron hasta saber para qué era la consulta.



Y podría citar otras 4 protectoras que pasaron de Bolita. Puedo entender que esten hasta los topes, puedo entender que no pudieran recogerme al gatito, pero símplemente, ayudarme con la orientación, símplemente CONTESTAR a los mensajes y no ignorarlos de plano....

Me quedó muy claro que si vuelvo a escuchar otro maullido por mi ventana tendré que ignorarlo, por que depués me tocará hacer frente a lo que sea sin ayuda. La diferencia es que yo no soy una protectora y ellos si.



No quiero entrar más en este tema, como he dicho, comprendo que no tengan sitio, pero el interes, la voluntad de ayudar, tampoco estuvo ahí.

En fin, teníamos una bolita adorable en casa, que teníamos que tener separada de Shere Khan, darle sus tomas de biberon y buscar casa. Si hoy Bolita tiene casa, es gracias a la gente que se volcó para compartirlo.



Ayer le llevamos a su nueva casa y me alegra decir que Bolita tiene un buen hogar, que le han puesto de nombre Luna y que va a ser muy feliz.

A pesar de haber pasado solo unas horas conmigo, pienso mucho en Bolita y en este fin de semana le he cogido mucho cariño.



Pero esto demuestra que hay algún fallo en las protectoras, que el sistema no funciona, que habría que hacer algo por estructurarlas mejor, Bolita encontró alguien que le ayudara y una casa, pero podría no haberla encontrado y podría haber muerto. No he puesto nombres por que no se trata de buscar culpables si no de poner de manifiesto las carencias del sistema. No es posible que de seis protectoras y 10-12 en total a las que escribí o pedí que compartieran el caso, nadie, nadie, nadie pudiera hacerse cargo del gato.

Y ya está, tenía que soltarlo XD

No hay comentarios:

Publicar un comentario