miércoles, 3 de agosto de 2016

Colorterapia

Como habréis notado este blog es de temática de muñecos, pero cada vez contiene más pinceladas de mi misma. Últimamente ya no tengo tantas ideas ni tengo tanto dinero que gastar en muñecos así que mi vida kekil está bastante parada.

A propósito de eso, tengo que comentaros que sigo buscando molde para Aura, mi Reina del Sol y seguramente le ponga una novieta a Corvo por que me da lastimica verlo tan solo. También mandaré a maquillar a Mihael cuando mi querida amiga y compañera de aventuras Seguchi mande a alguna de sus chicas a remaquillar, total, no me corre prisa. Y por último he decidido que estas navidades voy a dejarme el dinero a tope y voy a comprar un par de botas de iple para cada uno de mis chicarrones para que tengan calzado decente de una vez.

De mis últimas compras no se mucho, compré unas botas marrones para hacer las fotos steampunk de la tienda sin necesidad de recurrir a las botas de alguno de mis muñecos (que a demás son negras) y compré un gorro de Go Dolls de gatito feliz para mi pullip Prouna.

Y ahora vamos al lio.

Hablé en una entrada de que mi familia estaba presionando a mi madre para comprar un piso absurdamente caro contando con dinero de familiares (incluido el mio) y eso me agobió mucho. Los primeros meses del año como habéis leido por aquí fueron terribles para mi económicamente hablando, no dejo que mi familia ni nadie meta las narices en mi economía pero que barajaran mi "fortuna" no me gustaba por que yo iba a tener que "rendirles cuentas" de alguna manera, (y sí, llevamos arrastrando el tema del piso desde entonces).

Finalmente mi madre compró el piso. No esperabamos tener que meternos con el piso hasta dentro de mucho tiempo, debido a que tenía unas chicas alquiladas que pasaban a estar alquiladas con nosotros. Pero 3 de ellas nos dejaron plantadas de mejor o peor manera.

El caso es que teníamos que alquilar el piso y eso implicaba darle un lavado de cara, cosa que a mi me ponía muy de los nervios. En Julio me tocó hacer la limpieza de verano de mi casa junto a mi madre, eso me quitó una semana y media de poder coser, no contentos con eso, voy camino de dos semanas de limpieza en el piso nuevo.

Como podréis suponer, estoy agobiada y llevo todo el mes de Julio (y ahora agosto) en un estado de completa ansiedad y estoy física y emocionalmente agotada, no duermo bien, estoy irritable y me paso el día deprimida. No solo me encargo de limpiar, si no que pongo anuncios en la calle y en internet, entrevisto a gente, quedo con ellos para que mi madre les enseñe el piso, cribo tarados de la vida, me encargo de ayudar a mi madre a pasar los contratos y estoy pendiente de quien paga y quien no.

Esto lo digo más que nada para que comprendáis por qué estoy desaparecida de todos lados, no solo de aquí, que es casi normal xD y el contexto del título de la entrada.

Previendo este estado de estres, quise retomar el tema de pintar y traté de volver a coger las ganas por la acuarela, pero fue un desastre y abandoné la idea.

Un día, Seguchi me estuvo comentando a cerca de la libros para colorear (lo que píjamente se ha llamado colorterapia) y que a ella le había ido muy bien y supuse que a mi también me irian bien. El caso es que casi todo lo que encontraba era estilo "el bosque encantado" o mandalas genéricos y yo no quería eso, no me llamaban la atención.





A ver, que el los libros de Johanna Basford me parecen muy bonitos, pero a mi personalmente no me motivan para pintar. Pero bonitos son, desde luego.






Una vez que vi que casi todo eran mandalas genéricos como el de arriba o fondos interminables, no sabía muy bien que hacer con el tema de los libros de colorear, hasta que Seguchi descubrió a Selina Fenech.



¡Era justo lo que yo quería! como cada libro trae dos juegos de imágenes decidimos que yo compraría otro y los partiríamos por la mitad haciendo un franken-libro para que cada una tuviera una lámina de cada libro.

Los libros estan super bien de precio y yo personalmente estoy entusiasmada, las hojas son de un papel normalito pero que basta para lápices de colores, ilustraciones a una cara y una comunidad bastante activa, yo me lo estoy pasando genial coloreandolo. Como véis, ¡las laminas son preciosas!



Hay más libros figurativos, pero los que conozco son de Juego de Tronos o Harry Potter y a mi eso tampoco me gusta. Una sirena es una sirena, y puedes pintarla como te parezca, pero no puedes poner a Cersei Lannister pelirroja vestida de azul, ¿me explico?



De momento solo he pintado algunas láminas, y hay algunas de las que me siento verdaderamente orgullosa, como los libros de Selina son tan libres, a veces la elección de colores no es la más acertada, pero tengo algunos  dibujos que me encantaría enmarcar, de momento :P espero que todos me vayan quedando así de bien.





Me da a mi que le voy a dar mucha traca a la colorterapia en los próximos meses xD ¿qué opináis vosotros? ¿os gusta esta nueva corriente? ¿la practicáis? ¿mandalas o anti mandalas XD?





2 comentarios:

  1. Es una verdadera maravilla, eso es lo que creo. En Zaragoza hay una chica que tiene un puesto que se dedica a vender laminotas ya coloreadas, o sin colorear+rotuladores. Y siempre me maravillo, algún día me compraré alguna ya hecha y otra sin para probar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Te invito a que lo hagas! puede parecer algo muy "para chicas" pero hay un monton de chicos que también lo hacen, y de verdad que a mi me esta ayudando mucho a parte de que es muy divertido unirte a grupos, ver como otras personas lo colorean, animarse entre personas, no sé, lo veo algo muy bonito y que aporta algo en mi vida a muchos niveles y como ves, ¡hay mucho donde elegir!

      Eliminar